OUR BLOG

21 May 2024

El poder del Arte

Robe Iniesta, cantante, compositor y exmiembro de Extremoduro, ha publicado su nuevo trabajo discográfico, “Se nos lleva el aire”. Es un disco emocionante. De principio a fin. Pero hay una canción que resuena a obra maestra. Se trata de “El poder del Arte”, un tema que consigue desnudar el alma y erizar el pelo.

Con una duración de nueve minutos y nueve segundos, esta pieza musical, convertida en frontispicio del disco, traslada al oyente a una montaña rusa emocional: desde un inicio melancólico, la canción se eleva hasta alcanzar el punto álgido de la catarsis, para luego descender hacia una sensación reparadora que marca la apertura de una nueva etapa de luz.

La canción reflexiona sobre la necesidad del arte para trascender el aquí y el ahora. Una de sus estrofas más evocadoras dice así: “Tal vez, si pudiera hablarte, de si fuera cierto, que el poder del arte, bien nos pudiera salvar, de una vida inerte, de una vida triste, de una mala muerte”.

Al escuchar este temazo, me vino a la mente el pensamiento del recientemente fallecido Nuccio Ordine. El filósofo y profesor italiano, Premio Princesa de Asturias 2023, dedicó toda su carrera a la defensa de la educación humanística y el valor incalculable del arte en nuestras vidas.

Su obra “La utilidad de lo inútil” se erige como un manifiesto que desafía la obsesión contemporánea por lo práctico y lo utilitario, proponiendo en cambio la idea de que lo “inútil” tiene un valor intrínseco, especialmente cuando se trata del arte y la cultura.

Para Nuccio Ordine, el arte no es simplemente una manifestación estética, sino un medio a través del cual exploramos la complejidad del ser humano. Su poder transformador radica en su capacidad para provocar reflexiones, enjuagar prejuicios y elevarnos a nuevas alturas.

El arte también es cuestionamiento, es un modo de pensar y preguntarse por la vida. Podríamos decir que la expresión artística es la interrupción del sentido utilitario de la existencia. Y, a través de esa interrupción, recuperamos la capacidad de repensarnos, de reconstruirnos, de lucir con luz propia.

¿Por qué el ser humano hace arte? Este interrogante ha sido motivo de reflexión inagotable a lo largo de la historia. Pero lo cierto es que la creación artística está estrechamente relacionada con la naturaleza humana desde el principio de los tiempos.

Y es que el arte nos ayuda a conectar con otras personas, con nosotros mismos y con el mundo. Y, a su vez, esas conexiones que el arte genera nos llevan a un entendimiento más profundo de la vida. La expresión artística nos guía a la comprensión de lo propio, pero también nos permite explorar lo desconocido, lo ininteligible.

Por cierto, Robe Iniesta actuará el 1 de junio en el Navarra Arena. Será un sábado de primavera, un buen día para comprobar de forma práctica cómo el arte tiene el poder de conectar con nuestras emociones y transportarnos a un viaje terapéutico de sensibilidad y autodescubrimiento. Cuestiones “inútiles”, ajenas a la lógica del beneficio y la utilidad, pero esenciales para la vida plena.

Porque ir a un concierto del Robe es como asistir a una clase intensiva de filosofía nietzscheniana o, mejor aún, a una clase en la que te enseña a ver la vida de una manera más elevada, onírica y transgresiva. No sé si el arte puede cambiar el mundo, pero sí puede cambiar nuestro mundo.

felix-martinez-campos

Diseñador Gráfico y Director de Arte

Write a Reply or Comment